El programa que lleva el nombre «Con vos propia» se encuentra dirigido por la militante abortista Martina Soto Pose y se transmite diariamente en la TV Pública argentina. El mismo se encuentra centrado en la actualidad de la agenda de género y entre los temas que se tocan son: feminismo en general, brecha salarial, acoso callejero, cuidados domésticos, estereotipos, aborto, paridad legislativa, techo de cristal, mujeres pioneras y economía feminista.

Resulta loable destacar que dicho programa es transmitido desde la TV pública, lo que quiere decir que se encuentra operado directamente por el Poder Ejecutivo Nacional y costeado por todos los argentinos. No se ha consultado al pueblo argentino, que en su mayoría rechazó el aborto y está en contra de toda esta la ideología perversa que se intenta imponer desde el estado, si realmente quiere que el dinero de sus impuestos se invierta en un programa de adoctrinamiento que promueve la cultura del odio y de la muerte, con ideas que parten de visiones mal intencionadas como que el matrimonio es una especie de lucha de clases de la cual el hombre es el opresor y la mujer es la oprimida que se tiene que liberar y presentan el aborto como conquista y liberación de la mujer, asimismo la hipersexualizacion de los niños como modo de liberación de la familia, y gran cantidad de teorias que producen una desorientación antropológica que contribuye a desestructurar la familia, pretendiendo cancelar las diferencias entre el hombre y la mujer percibiéndolas como producto de un condicionamiento histórico y cultural.

Si bien coincidimos con la promoción de la igualdad de oportunidades, cabe destacar que resulta inclusivo educar el respeto a las personas en base a su dignidad, cuyo valor absoluto es un derecho innato común a todos los seres humanos que poseemos en calidad de tal y por lo tanto nos incluye a todos. Educar el respeto en base a percepciones sexuales o de género es educar en base a creencias subjetivas que siempre terminan excluyendo al otro por su falta de objetividad y universalidad. Educar en valores universales es inclusivo, educar en percepciones y creencias subjetivas es excluyente y aborda cuestiones que están reservadas a la esfera íntima y privada de las personas que nada tienen que ver con la educación. Educar el respeto en base a la dignidad humana es inclusivo, educar en base a percepciones es inculcar a uno las creencias subjetivas del otro, quien tiene las suyas y no tiene por qué ser las mismas del otro. La educación debe tomar como base el valor absoluto de la dignidad que tienen las personas si realmente le interesa inculcar respeto. Por el contrario en percepciones subjetivas si realmente le interesa inculcar ideología.

Mucho se ha criticado el programa de adoctrinamiento político «678» del gobierno anterior y el despilfarro de dinero que significaba para los argentinos. Ahora en este caso tenemos al actual gobierno que no deja de sorprendernos cada día, quien nos trae un programa de adoctrinamiento cultural, el cual podría llamarse «678MACRI». Éste programa, como el otro patético programa llamado TODES, son financiados por el estado, pero cuando se ha impulsado desde las organizaciones providas el 0800 para la red de acompañamiento de mujeres embarazadas en situaciones de vulnerabilidad, recordemos que el gobierno ha quitado el financiamiento que había otorgado para el programa de asistencia a la mujer. Es decir que para solucionar los problemas reales de las mujeres y de la sociedad en general no se invierte un peso, pero para adoctrinar con éstos programas que contribuyen a la destrucción de la sociedad y de la familia el gobierno invierte millones.

Claudio Venchiarutti – Secretario General del Partido Celeste